Nota

El Negocio Mundial de los Autos Clásicos

Ya, desde el comienzo de esta nota se nos plantea una situación, al menos complicada: la distinción entre autos clásicos y antiguos. Un tema del cual se han dedicado libros y notas en todas partes del mundo por la falta de una respuesta conceptual absoluta.

Clásico es todo auto con más de 30 años de antigüedad que por alguna particularidad y/o atractivo cruza la línea del tiempo,  manteniendo su capacidad de ser admirado, deseado y su valor intrínseco se mantiene o aumenta.

Lamentablemente, sólo algunos modelos —muy pocos- valen más con el tiempo, sin importar el estado en que estén.
El lado opuesto, algunos otros, tendrán su propio segmento del mercado por razones más afectivas que objetivas
¿Por qué? Los autos clásicos se determinan principalmente por la rareza, cantidad de producción, ediciones especiales, o de plano cuántos han sobrevivido al paso del tiempo y cuántos quedan con esperanzas de restauración o circulando.

Están los autos que ya nacieron con pedigrí como, por ejemplo: los deportivos italianos llámense Lamborghini Miura o Ferrari Daytona, los ingleses: esos Jaguar XK 120, los americanos: el  Duesemberg  y otros que están destinados a ser unas verdaderas minas de oro como lo ha demostrado el Ferrari 288 GTO, auto de poca producción y de los cuales la mitad se destruyeron en las carreras, ahora se cotizan en millones de dólares.

No estamos diciendo que todo lo que no sea exótico no tendrá algún valor, solo que hay que tener los pies sobre la tierra y saber el posible valor histórico de los autos.

Los autos de culto: como curiosidad se puede decir que son aquellos autos que solo gustan a sus dueños o que comparten el gusto con una muy pequeña franja del mercado.
Los autos de exposición: son todos aquellos autos, con más de 30 años, que quizás sin ser clásicos, se mantienen en estado perfecto y 100% originales.
Los autos coleccionables: forman parte, junto a las obras de arte, monedas, sellos, libros antiguos, grabados, joyas, mobiliarios, de los principales bienes de colección.

Entendiendo por bienes de colección “aquellos objetos que, por su peculiar singularidad, su carácter único y escaso, su merito artístico, su consonancia con las tendencias del gusto social y su antigüedad, van, paulatinamente, aumentando su valor a través del tiempo.

 

Los Hot Rod: Son autos antiguos modificados, la idea surge después de la 2da. Guerra Mundial cuando el parque automotor americano tenía más de 6 años y los propietarios comenzaron a modificarlos, lo que después quedo mundialmente como un estilo.
Si preguntan si hay autos Hot-Rod Clásicos, la respuesta es si.
Obviamente, este segmento está regulado por sus propias reglas, muchas no escritas. Generalmente responden al origen histórico del mismo auto.

Los autos customizados: Especialmente en Estados Unidos hay toda una movida de autos customizados,construidos por los mejores y más detallistas especialistas y diseñadores. estos autos, por si mismos adquieren un valor enorme y más cuando son premiados en algunas de las exposiciones más representativas.

 

00

 

 

De antemano sabemos que los mercados de autos clásicos, especificamente los sudamericanos, no son simetricos a los europeos ni a los de Estados Unidos y Canada.

Ellos, de alguna manera han normalizado (aplicado códigos y reglas similares) como ser, la valuación de los vehículos según su estado de conservación. Y por ello, sus listas de precios referenciales suelen tener 3 columnas que ubican al potencial comprador o vendedor sobre los valores. Además, tienen subastas de primer nivel las que, de alguna manera, fijan los precios referenciales para todos aquellos autos tan especiales.

Demás esta agregar un elemento como la previsibilidad de su moneda. para el ejemplo concreto tenemos la Argentina donde, hoy por hoy, nadie puede afirmar con seguridad cual es el valor de su moneda (el peso) comparativamente con otras monedas y eso complica el momento de fiajr un precio o realizar las transacciones.

Como sea, vamos, en esta nota, a conocer que esta pasando en los paises de Europa y del norte de América.

A fines de 2008 hubo una gran crisis en el mundo, sin embargo el valor de los autos clásicos, al día de hoy se fue incrementado en un 33%.
La situación sigue igual, es decir, los autos clásicos son la inversión más rentable en el sector del lujo y para los colecionistas, por encima del vino, sellos, monedas, etc.

Los datos que reflejan que los autos clásicos siguen siendo una rentable inversión se han desprendido del último informe de la consultora británica Knight Frank en su índice de inversiones de lujo del 2012, el KFLI, que comprende bienes de lujo, muebles antiguos, relojes, joyas, vino, piezas de arte, sellos o autos clásicos.
Este índice es paralelo a la referencia del FTSE 100, compuesto por los 100 principales valores de la Bolsa de Londres.

 

Según este último estudio, un auto catalogado como clásico (más de 25 años de antigüedad) eleva su valor un 28 % después del primer año desde su compra, un 115 % en un plazo de unos cinco años y hasta un 430 % pasados 10 años.

El ejemplo sería: si compramos un Duesenberg de 1930 en 1 millon de dólares, es probable que al año nuestra inversión tenga un valor de 1.28 millon.

Por detrás, el segundo bien que mejor se revaloriza a corto-medio plazo es el de las monedas. Ganan un 9 y un 83 por ciento a los cinco y diez años, respectivamente, mientras que a largo plazo, pasados diez años, el oro es el que ofrece la segunda mayor rentabilidad tras los autos clásicos.

Aunque en realidad no todos los autos se revalorizan más un 400% ni todos los sellos un 255%. Para Knight Frank, “aunque nuestro índice refleje un crecimiento sólido en general sería un error suponer que invertir en un activo de colección y de lujo sea rentabilidad a corto plazo”.

 

Revalorización de la inversión

A 12 meses

A 5 años

A 10 años

Autos clásicos

28%

115%

430%

Monedas

9%

83%

225%

Sellos (estampillas)

7%

60%

255%

Vino

3%

3%

182%

Cerámica china

3%

43%

83%

Relojes

4%

33%

83%

Arte

-6%

12%

183%

Joyas

2%

51%

146%

Muebles antiguos

-3%

-15%

-19%

Fuente: Knight Frank

 

Especialmente el mercado de Estados Unidos

Los norteamericanos son muy dados a controlar todo con estadísticas y crear índices. Ahora, uno de esos indicadores ha demostrado que el valor de los automóviles de colección se ha incrementado 33% desde que empezó la recesión en 2008.

Ortro indice: The Hagerty collector car blue-chip index que establece el promedio de los valores de 25 de los automóviles de colección más buscados de la época de la posguerra han subido hasta alcanzar los 1,25 millones de dólares, frente a los 940.000 dólares que marcaba en septiembre de 2009.

Chuck Spielman es un millonario que reside en La Jolla, San Diego. Estuvo mucho tiempo observando el mercado, esperando el mejor momento para vender su Duesenberg de 1930 para poder comprar otros autos para su colección.

Pues bien, Spielman vendió el Duesenberg en una subasta por 2,6 millones de dólares  y completó un acuerdo para adquirir otro Duesenberg. Spielman, no quiso desvelar cuánto pagó por el Duesenberg que compró hace cinco años, pero ha asegurado a Los Angeles Times que ganó bastante dinero con su venta. Para hacernos una idea, este otro Duesenberg de 1930 se vendió en 2010 por menos de la mitad de dinero.

Spielman, es un inversionista de bienes raíces y dice que notó cómo el mercado de automóviles clásicos comenzó a repuntar hace unos dos años. Según él, este repunte se debió, sobre todo, a la desconfianza con el mercado de valores y el mercado inmobiliario, y comenzaron a ver los autos de colección como un activo más seguro.

Sin embargo, los compradores que hay detrás no son todos especuladores, sino grandes aficionados que tienen una cantidad considerable de dinero disponible, “personas que buscan cumplir los sueños que no pudieron cuando tenían 18 años”.

Este año, más de una docena de autos de colección se han vendido en subasta, en este año, por más de dos millones de dólares, como el Ferrari 250 GT California Spyder o alguna de las estrellas de la subasta de Scottsdale.

“Estamos en un boom absoluto en estos momentos”, dijo Dave Kinney, el editor de la Guía de Precios Hagerty, que rastrea precios de coleccionista de automóviles y elabora el índice. El mercado comenzó a resurir, el verano pasado, cuando varios “grandes jugadores”, comenzaron a subir los precios y se ha acelerado desde entonces, dijo Shelby Myers, director gerente de  RM Auctions.

Pero el mercado no se limita a superdeportivos: En una subasta de febrero en París, un Citroen 2CV de 1965 se vendió por 57.000 euros. Claro que, a pesar de tener casi 50 años, este 2CV tenía sólo 180 km en el odómetro y estaba sin una sola modificación (un ade las claves para evitar que el coche que compras se deprecie).

Hay dos tendencias que están impulsando el crecimiento del mercado de automóviles de colección:

  • Hay más salones, desfiles de autos, programas de televisión sobre subastas y actividades de todo tipo. Esto da a conocer el mercado y da más posibilidades para que los dueños lleven sus vehículos. Pese a ello, la subida febril de los precios ya parece haberse moderado.
  • Los autos siempre han funcionado bien como inversión y, a diferencia de los metales preciosos, acciones, bonos y demás, estos autos tienen un componente emocional del que carecen de otras inversiones. Además, una de estas joyas clásicas vale casi lo mismo en todo el mundo. Así, si hay problemas en el mercado europeo, se puede vender en Asia o América del Norte. A diferencia de un activo inmobiliario que no puede transportarse.

 

Con respecto al precio de nuestros autos, estos que amamos intensamente y despiertan nuestra pasión recomendamos leer nuestro editorial:

EL VALOR DE LOS AUTOS CLÁSICOS Y ANTIGUOS HOY EN LA ARGENTINA (Cliquear)

 

Si usted, amable lector, tiene otra opinion, punto de vista, lo invitamos a expresarla, escribiendo a [email protected] en la absoluta seguridad que será publicada.

Gracias, FierrosClasicos.com