Nota

ABARTH

 

Karl Abarth 1908 – 1979 

Nació en Viena, Austria. su padre era italiano.
ya de chico mostró inclinación por la mecánica y los deportes, destacandose primero en las carreras de bicicleta y despues en las de motocicleta.

No extraño que a los 19 años ingresara a trabajar en una fabrica, en Viena de motos, y alli comenzó su “entrenamiento” en el conocimiento de los motores que le significarían, con el correr de los años, reconocimiento mundial y una asociación de su apellido con las fabricas más importantes italianas.

Para 1934 se caso con la secretaria de un abogado que a su vez estaba casado con la hija de Ferdinand Porsche, gracias a lo cual se relaciono con ellos y serían fundamentales en su carrera comercial y profesional.

Llego y paso la 2º Guerra Mundial, conflicto que cambio el destino de millones de seres humanos. El no sería la excepción y después por un paso por Yugoslavia, lugar que se especializo en la combustión de motores con carbón, finalmente, para 1945 se radico en Italia. En el pueblo de Merano, lugar de su familia paterna y tiempo que cambio el nombre de karl por el de Carlo.

En 1946 se re-encontró con Fredy o (Ferry), el hijo de Porsche, quien lo vinculo con un notable ingeniero de nombre Rodolfo Hruska quien trabajaba para la empresa de Porsche.
Ferry le ofreció a Carlo, la representación para Italia de la Porsche Konstruktionen, de Stuttgart, actividad que permitió a Abarth y a Hruska entrar en contacto con las mayores fábricas italianas de automóviles.

A Abarth y Hruska se les encomendó encontrar  un industrial italiano dispuesto a construir un monoplaza de Fórmula 1 (1.500 cc con compresor) proyectado por Ferdinand Porsche.  Similar al ideado por el propio Ferdy por cuenta de la Auto Union en 1933; el nuevo monoplaza tenía el motor en la parte trasera y su característica más original era la tracción sobre las cuatro ruedas.

Cisitalia – Porsche de 1947

 

 

 

Tazio Nuvolari, un viejo amigo de Abarth, les allanó el camino hablando del proyecto al industrial Piero Dusio, fundador de la Cisitalia, sociedad que poseía entre sus objetivos institucionales precisamente la construcción de coches de carreras. De este modo nació la colaboración Cisitalia-Porsche. Que además del proyecto de  la construcción del monoplaza de Fórmula 1, diseñaron un auto Gran Sport de 2.000 cc de 5-6 plazas y un tractor universal de 11 HP.

Tazio Nuvolari

 

 

Posteriormente Dusio se encontró serias dificultades económicas y en 1949 se trasladó a Argentina, llevándose el monoplaza de Fórmula 1. (Esto forma parte de otra historia para otra nota)

Desapareció así la Cisitalia y nació la Abarth & C.  Carlo Abarth comenzó todo desde el principio y se asoció con Armando Scagliarini, padre de Guido, apreciado piloto de la Cisitalia.
El emblema de la nueva fábrica, con sede en Turín (1.815 m2 y 32 empleados), fue el escorpión, signo zodiacal de Cario Abarth.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Abarth & C. inició su actividad deportiva  participando en las carreras con autos 1100 spider de la Cisitalia a la vez que puso en marcha la construcción de prototipos originales.
El chasis en cruz con gruesos tubos de sección elíptica, la fijación elástica del radiador y el tren delantero fácilmente desmontable representan algunas de las principales características de los primeros automóviles construidos por la Abarth & C. y, al mismo tiempo, revelan la intuición de su inventor.

Los Cisitalia 1100, re- elaborados y preparados en la nueva fábrica, obtuvieron su primera confirmación con el primero, segundo y tercer puesto, conquistados respectivamente por Taruffi, Macchieraldo y Scagliarini en el circuito de Senigallia, en 1949.
Este año, el primero en que la Abarth trabajó por su cuenta, concluiría con 18 victorias.

 

El ingreso económico de la Abarth fue la fabricación de silenciadores, actividad con la que soporto el costo de las carreras y sus demás proyectos.
Como demostración de la importancia, de esta actividad,  hasta el 31 de julio de 1971 se construyeron tres millones y medio de silenciadores para 345 tipos de automóviles distintos.

Para 1950, su segundo año de actividad, presento en el Salón de Turín: el Berlinetta 204, con un motor de 4 cilindros y 1.090 cc, con válvulas en cabeza, encendido por magneto y dos carburadores con colector especial, auto capaz de alcanzar los 190 km/h .
Para lograr tal rendimiento, Abarth trasladó algunas de las soluciones de Porsche más avanzadas, tales como las suspensiones por barras de torsión.
Y también presento un spider 204 con el cual Tazio Nuvolari obtuvo en 1950 su primera victoria en la carrera de Palermo – Monte Pellegrino.

 

 

Berlinetta 204 de 1954

 

 

El 204 puso en marcha otra actividad fundamental en la historia de la Abarth: la fabricación y transformación de autos construidos en serie.

Todo esto le hizo ganar el apodo, por parte de la prensa especializada de “Mago” apodo que lo fastidiaba porque atribuyó el mérito al conocimiento que tenía de los motores, frecuentemente aumentando su cilindrada, cualidades y rendimientos que la gran producción en serie no permitía conseguir.
Ni magia ni milagros, sino sólo un sabio trabajo de afinamiento y puesta a punto.

En 1952, tras el 205, la versión de lujo del 204 (con la carrocería de Vignale), Abarth creó el biplaza 1500, tomando como base los elementos mecánicos del Fiat 1400.
Su carrocería, diseñada por Scaglione, se consideró como uno de los primeros estudios de aerodinámica de la posguerra.

 

A partir de 1955,  la actividad de la Abarth se consolidó, diversificándose en cuatro ramas distintas: transformación de modelos producidos en gran serie, autos para récords, autos deportivos proyectados y construidos enteramente por la empresa y la producción de silenciadores.

Spider BOANO de 1955

 

Para ello obtuvo la colaboración de conocidos carroceros (Pininfarina, Ghia, Zagato, Bertone, Boano, Allemano y Viotti, así como del estilista Scaglione).

Coupe Bertone  de 1956

 

 Bertone Record de 1956

 

Abarth construyó en pequeñas series, autos derivados de los Fiat.
Las excepciones fueron una coupé Alfa Romeo con mecánica de Super, un Porsche Carrera (1960) y, sucesivamente (entre 1963 y 1964), los Simca 1500 y 1300.

Porsche Carrera 1960

 

 

Abarth Simca 1300 de 1963

 

 

Abarth Alfa Romeo de 1958

 

 

En 1955, la Fiat empezó a producir el 600 y Abarth hizo de él su caballo de batalla transformando el motor, cuya cilindrada aumentó a 747 cc.

 

 

El 600, con motor de 747 cc,  se convirtió en el coche de moda para los que pretendían  un auto con prestaciones deportivas pero a un precio moderado. Y también surgió el 850 TC a través de un acuerdo especial con la Fiat, que se comprometió a suministrar a la Abarth autos sin ciertas piezas o partes (frenos delanteros, cigüeñal, carburador y tubos de escape), es decir, los detalles que aporto Abarth y que constituyeron la base de la «transformación».
Un trabajo posterior dio lugar al modelo 1000.

Fiat 600 Abarth 850 de 1961

 

 

Fiat 600 Abarth 1000 de 1962

Estos dos modelos obtuvieron innumerables victorias sobre las pistas del mundo y conquistaron varios campeonatos europeos en la categoría de Turismo. Luego siguieron los Fiat-Abarth 595 y 695, que también participaron en gran número y con éxito en las competiciones internacionales.

 

Los 113 récords internacionales y los 5 mundiales conquistados por la Abarth constituyen un capítulo aparte con el reconocimiento especial a las carrocerías, construidas por Pininfarina o Bertone.
Citamos especialmente el caso del récord en las 24 horas de la clase G (de 751cc a 1.100 cc), que se situó en 167,722 km/h, frente a los 136,502 km/h del anterior, y el de las 72 horas (de 139,460 a 186,687 km/h).

Los motores

Los motores y prototipos originales constituyen otro capítulo. Este tipo de actividades lo inició la Abarth en 1963 con un 1.300 cc, convertido posteriormente en 1.600 y luego en un 2.000 cc. En su versión de cuatro válvulas por cilindro, que se convirtió en el motor de mayor prestigio de la empresa.
En efecto, con un 2000 cc, el piloto Ortner se adjudicó el título de campeón de Europa de montaña en 1970 y 1971.
En poco más de 20 años de actividad, la Abarth ha obtenido un total de 7.402 victorias, de las cuales 6.409 lo han sido uniendo su propio nombre al de la Fiat y 616 al de la Simca.

 

 

En 1967, Cario Abarth construyó un 12 cilindros de 6.000 cc (600 HP a 6.800 rpm) destinado a equipar un prototipo para las carreras para el Campeonato del Mundo de Marcas, pero la decisión de la Comisión Deportiva Internacional de limitar a 3.000 cc la cilindrada de los prototipos hizo que se abandonara el proyecto, aunque ya casi estaba terminado. Se llamaba el T140

El 1 de agosto de 1971, la Abarth & C. entró a formar parte del grupo Fiat, pero su estructura y nombre permanecieron intactos.

Hoy, el departamento Abarth & C. continúa ocupándose de la transformación de autos de serie, de la construcción de silenciadores y accesorios, así también de monoplazas para la Fórmula Italia. Sin embargo cesó la construcción de prototipos deportivos, y el departamento de competencias solo se dedica a la preparación de autos Fiat para los rallies.