Nota

Como lavar nuestro auto

Nosotros no lavamos el auto, lo bañamos. Son autos, en muchos casos con la pintura original o, como sea, requieren el cuidado de no rayarlos y dejarlos en el estado inmaculado que pretendemos.
Recuerden: El objetivo es dejarlo impecable sin rayarlo.

Esta tarea es todo un rito para el cual se requiere ganas, paciencia, tiempo, mate y disfrutar todo el proceso

Elementos necesarios

1 Cepillo tamaño mediano de cerda blanda.
1 cepillo chico de cerda blanda.
1 Cepillo de cerda plástica muy pequeño.
2  Trapos rejillas.
Si el trapo es viejo raya, si es nuevo no seca.
Si es nuevo:  hervirlo durante 30 minutos en agua y dejar secar por si solo.
2  Franelas: en lo posible de buena calidad.
Vs. Trapos de algodón
Hay en el mercado algunos trapos de microfibra. Lamentablemente solo los importados y muy caros son útiles.
Hisopos.
1 Hidro o manguera
1 Shampoo para autos
1 Balde
1 Aspiradora
1 Renovador de caucho
Vs productos, para vinilios, cueros, plasticos, cromados, etc.
1 producto lustrador de siliconas, NO ABRASIVO.
1 Alcohol
1 Limpia-vidrios
Bolsitas de polietileno.
Cinta

¿Por donde empezamos?

1ro.: ubicar el auto en un lugar donde no le pegue el sol directamente.

El auto se compone de 6 zonas

Si vamos a lavar el motor: empezar por él, caso contrario por la carrocería.

LA CARROCERÍA

  1. Mojar bien el auto, sea con una hidro (NO muy potente) o con manguera. Desde el techo hasta los zócalos
  2. Lavar de una zona a la vez. Si tiene mucha suciedad o con tierra pegada lo mejor es, si no disponemos de una hidro, al tiempo de mojar con la manguera la zona muy sucia pasar con la mano hasta limpiarla y nunca utilizar ni trapos ni cepillos. JAMAS RASPAR.
  3. Terminamos por sacar la suciedad adherida o la tierra pegada con la mano y después, volver a remojar todo el auto.
  4. En un balde con  agua colocar una pequeña porción de algún shampoo para auto, nunca un producto abrasivo: CUIDADO CON ESTE TEMA: NO ABRASIVO. Utilizar una esponja BLANDA, la cual tenemos que escurrir muchas veces para limpiarla de la suciedad que absorbe.
  5. Si nos encontramos en la zona de zócalos con suciedad provocada por la brea o alquitrán la mejor solución es pasarle un poco de kerosene. Mojamos un poquito de estopa o un trapo viejo con kerosene y pasamos con cuidado por todas manchas sin frotar demasiado. Suavemente, dando tiempo al producto que ablande las manchas a remover. Volver a lavar la zona con shampoo.
  6. Prestar atención en la zona de los pasa-ruedas que están ubicadas detrás de las ruedas. Tratar de lavar bien estas zonas es importante porque provocan que la carrocería se oxide.
  7. Secar el auto: con un trapo regilla,
    Escurrir el trapo las veces suficientes para que realmente seque.
  8. Una vez “terminado” dejar el auto 30 minutos para que escurra. Tiempo de mate. Y luego con un trapo limpio repasar por las zonas que hubo goteos.
  9. Los vidrios se limpian con limpia -vidrios que se utilizan en las casas. Y se repasan con papel de diario o un trapo bueno que no desprenda pelusas.
  10. A la carrocería se le puede sacar brillo utilizando algún producto con base de siliconas. Hay algunos que no son caros y cumplen a la perfección su objetivo sin dañar la pintura.

LOS PARAGOLPES Y CROMADOS EN GENERAL

Generalmente son cromados.
1.  Mojarlos bien, pasar con un cepillo con shampoo, no duro, para evitar rayarlo.
2 . Si tiene zonas rebuscadas, utilizar un pequeño cepillo o uno de cerdas plásticas.
3. Secarlo con un trapo seco.
4. Hay en el marcado unas cremas especiales para cromados, no abrasiva. Aplicar de acuerdo a las instrucciones del envase y lustrar con una franela limpia.

 

LLANTAS Y NEUMATICOS

  1. Las llantas delanteras de muchos autos se pueden ve más sucia que la trasera. Esto ocurre a causa de la acumulación de suciedad del freno en los discos. Una buena variedad de productos en el mercado se ocupa de este tipo de limpieza. Simplemente rocía el limpiador y repasar después de entre 30 y 60 segundos.
  2. Con agua, algún shampoo o detergente no abrasivo y un cepillo de cerda, no dura, lavar, sin raspar suciedades percutidas. Luego. con un cepillo de pequeña dimensión limpiar las zonas que no entra el otro.
  3. Los neumáticos, una vez limpios de suciedad, pasar un renovador de caucho.
    Es suficiente.

EL INTERIOR

  1.  Sacar las alfombras de goma, las cuales hay que lavar cuidando que no queden resbalosas. Para eso, después de lavar con agua y jabón, dejar secar bien.
    NO PONERLE RENOVADOR DE CAUCHO.
  2. Aspirar concienzudamente todas las alfombras y tapicería para quitar el polvo suelto. No olvidar aspirar debajo de los asientos.
  3. Los especialistas recomiendan usar trapos que no hagan hilachas y agua pura para limpiar el tablero y los asientos. Deben ser de algodó para quitar el polvo de lugares pequeños. Un cepillo de cerdas duras es indispensable para remover suciedad pegoteada y mugre de las alfombras y suelo.
  4. Los tapizados: como los solventes son delicados, se sugiere usar siempre un producto diseñado para la superficie que piensas limpiar, ya sea cuero, vinilo, plástico, madera, madera simulada o tapicería. Cada producto está preparado especialmente para una superficie en particular y no funcionará efectivamente aplicada erróneamente. De hecho, hasta puede dañar.
  5. “El mayor problema con la limpieza de interior es que mucha gente abusa de los productos de limpieza o saturan las alfombras cuando las lavan”. Cuidado, si hay manchas importantes en los tapizados, los productos que suelen vender, pueden dejar, la falta de conocimiento sobre su uso, aureolas que luego son complicadas de de sacar.
  6. Ante ciertas manchas recomendamos recurrir a un especialista.
  7. Tablero: nunca usar un producto que deja una capa brillante en el tablero o el volante. Suelen atraer el polvillo en el aire. Para evitar esto es aconsejable rociar la franela con algún aerosol lustrador en muy poca cantidad.
  8. El instrumental limpiarlo con hisopos sin presionar en los vidrios de los relojes, pueden ser empapados con alcohol en pequeña cantidad.
  9. Las perillas, no limpiarlas con productos abrasivos. Limpiarlas con cuidado, secarlas, que no queden secuelas de los productos utilizados.

EL BAÚL

  1.  Sacar la rueda de auxilio y de ser necesario lavarla y darle el mismo tratamiento que en las que están puestas.
  2. En el espacio de la rueda de auxilio aspirar y sacar restos de suciedad.
  3. Sacar la alfombra (si se puede), lavarla y secarla, sin utilizar renovadores de caucho.
  4. Sobre las partes pintadas pasar un trapo muy húmedo sin frotar y sacar con cuidado las suciedades. Luego secar con cuidado.
  5. Es recomendable mantener limpia el cierre y para ello se recomienda poner un poco de W40.

EL MOTOR

Es una zona muy delicada. Hay que tener mucha precaución al momento de intentar limpiarlo y no provocar daños en ciertas y determinadas zonas.
Hay productos especiales, pero antes de utilizarlos se deben proteger las zonas vulnerables: carburador, distribuidor, caja fusilera, bobina. ¿Cómo?: con las bolsitas de polietileno debidamente cerradas para que no permita el paso del agua.
CUIDADO si se usa la hidro, la potencia del chorro hace que el agua penetre donde no lo debe hacer. Solo los profesionales (y no todos) dominan el arte de lavar un motor sin dañarlo.
Una vez que se le saco la suciedad, se le pueden aplicar a las gomas revividor de caucho, pero cuidado porque eso atrae el polvo.

LA PARTE DE ABAJO

En esta zona, lo recomendable es ir a un lavadero donde eleven al vehículo y lo laven a vapor, secándolo posteriormente.
Es necesario estos lavados cada tanto o cada vez que se viene de zonas como la costa o cuando se paso por lugares con barro.
Mantener en buenas condiciones los pisos es fundamental para prolongar la vida de nuestro auto y evitar costosas reparaciones.