Nota

Chevrolet Corvette ZL-1

El motor ZL-1 fue desarrollado por Chevrolet  para utilizarlo en las competencias.
Por lo que: debido a las exigencias de homologación, que requería una cierta cantidad de autos fabricados,  fue necesario producirlo como un motor de producción en serie.
Todo gracias a  Zora Duntov, sin su esfuerzo el motor nunca podría haber llegado a producirse.
Chevrolet elaboro el motor como una opción RPO (Regular Production Order-orden de producción regular) solamente en 1969, y solo disponible para el Corvette.
Adicionalmente, también, hubo Camaros ZL-1 en 1969, pero solo con ordenes COPO (Central Office Production Order-orden de producción por oficina central).

 

MOTOR1AA

 

El motor ZL-1 sería un exótico motor que daría los parámetros de lo que la Chevrolet había desarrollado en los últimos 30 años.
El 427 ‘’all-aluminium’’ imitaba todo lo que tenia el L-88 de fundición, pero este no fue solamente un cambio en el material que constituía el block. El ZL-1 presentaba paredes mas gruesas, soportes de bancada mas grandes, y, a su vez, un sistema de lubricación por cárter seco. Las tapas de bancada eran de 4 tornillos, con un cigüeñal de acero forjado y bielas con tornillos de 7/16 pulgadas (11 mm), arandelas Spiralock y bulones flotante-flotante. Los pistones tenían aun mas cúpula que el L-88, dando un radio de compresión de 12.5:1 Las tapas de cilindro o culatas también eran de aluminio y presentaban cámaras de combustión abiertas y salidas de escape redondas.
Las válvulas eran de 2.19 pulgadas (5,562 cm) para las de admisión y de 1.88 pulgadas (4,775 cm) para las de escape, una configuración que luego fue adoptada por el L-88 a mediados de 1969. El múltiple de admisión de doble plano llevaba un carburador Holley de 4 bocas de 850 CFM doble bomba  y apertura secundaria mecánica. El árbol de levas rodaba bajo botadores sólidos.
Este era de gran desarrollo, con mayores alzadas y duración que el convencional L-88, por lo que el ZL-1 podía llegar a las más altas RPM.

 

Solo 2 Corvette de estos fueron construidos con el motor ZL-1 y vendidos al publico (un total de 69 Chevrolet Camaro también recibieron este motor, pero su rendimiento era algo inferior).
Uno de estos fue una unidad pintada de Daytona Yellow (amarillo daytona) con escapes laterales, y el otro fue una coupe con techo ‘’T’’ en Can-Am White (blanco Can-Am) con,  lo que ahora es conocido como  franjas negras ‘’ZL-1’’.
Solicitando la opción ZL-1 se debia abonar un plus de u$s 4700 al precio del vehículo porque requería cierta gran cantidad de otras opciones, lo que llamamos vulgarmente: el pack.
El motor  ZL-1 fue una opción que costaba 3.010 dólaresy consistía en un block de aluminio y sus respectiva tapa de cilindro, por arriba de la opción de carreras L-88 de 1.032 dólares.

A pesar de la creencia popular, la opción ZL-1 estaba, en realidad, disponible en cualquier concesionaria. La única razón por la que solamente 2 habían sido vendidos fue el precio con la opción, en comparación a otra similar (en los papeles), la L-88.
El precio desalentaba las ventas.

Para entenderlo mejor: En los papeles el  Corvette L-88 de 1969 traía un motor de 427 pulgadas cubicas (6.997cc) con 425 HP y su precio era de  6.500 dólares. Ahora, en los papeles, el  ZL-1 traía un 427 con 430 HP  y su precio era de 9.600.- dólares. Si esto te parece poco, no tenes más que agregarle un cero al final de cada precio para darte una idea de lo abismal de esta opción. Por lo que si un Corvette brutal como el L-88 podría salir u$s 65.000, ¿para que pagar otros u$s 30.100 por solo unos refuerzos de chasis, unos pocos kilos menos adelante y solo 5 caballos mas?

¿Por que reiteramos: “en los papeles”?: explicación: las compañias de seguro, en Estados Unidos, cobraban la prima de la póliza según la potencia del motor. Esto provocaba que los precios se dispararan en el caso del Z1 y por ello “mentían” y especificanam menos caballos de fuerza. Se entendio?

Cualquier Corvette ZL-1 podía hacer fácilmente 11 segundos en el ¼ de milla y con neumáticos Slick podía fácilmente correr hasta muy entrados los 10 segundos.
El mas rápido, documentado, hizo 10.89 segundos a 209,2 km/h, según la revista Motor Trend en 1968.
Cuando se habla de neumáticos, por favor, recuerden que esto fue en 1969. Las Slick de aquella época no eran tan adherentes como las radiales de cualquier deportivo de hoy en día. Además, la velocidad final estimada del  ZL-1 era de 320km/h con la relación de diferencial original, y esta fácilmente podía superarse si se adoptaba una relación del diferencial mas larga.

El verdadero poder y ventajas de estos motores se podía ver en carreras de pista. Donde con una preparación acorde a las virtudes de la constitución de este llegaban a dar hasta 750 HP. Si: 750 Caballos de fuerza !!

El Corvette ZL-1 blanco corresponde a la colección de Kevin Suydam en el estado de Washington. Fue totalmente restaurado. Junto con la opción ZL-1  tiene: los frenos de potencia  J50, los frenos Heavy Duty J56, suspensión F41, encendido transistorizado K66, eje trasero autoblocante G81, caja de cambios manual de 4 velocidades para trabajo pesado Muncie M-22, neumáticos Firestone F70x15 con línea roja, vidrios tonalizados A01 y toma de aire por depresión frontal. Este ha sido certificado por la Bloomington Gold y ha aparecido en numerosos magazines y revistas.

 

BLANCO1A

 

El Corvette ZL-1 amarillo esta en manos de un coleccionista de Corvettes, Roger Judski, de la Roger’s Corvette Centre en Orlando-Florida. Compro el auto en 1991 por 300.000 dólares en una subasta federal del gobierno. Este había sido restaurado en la década de 1980 en Houston-Texas y luego vendido a una subasta privada.  El remate del auto fue resultado de la detención de su anterior propietario: Richard Joseph Lynn quien fue condenado por traficar cocaína y sentenciado a vivir en prisión sin libertad bajo palabra.
El plan de Judski es mantener el auto de por vida y el no conducirlo.

 

AMARILLO1A

 

Hoy en día en muy difícil testear a algunos de estos 2 automóviles para especificar sus rendimientos. Pero se calcula que, mientras un Corvette L-88 eroga 500 HP con nafta de 98 octanos, un ZL-1 tendría más de 600 HP debido a una preparación mayor y mejor despeje térmico del motor.

Por la posibilidad, en ese entonces, de adquirir el motor ZL-1, hubo varias conversiones y mucha gente, convencida de tener un original, pero todas las versiones fueron desmentidas.
Solo hubo y habrá 2 unidades certificadas de fábrica.
Un ejemplo famoso fue el Corvette Cabriolet ‘’ZL-1 Gulf’’ de 1969 que se presento en varias exposiciones en 2009 y fue descalificado de todas. Como se dieron cuenta?: los códigos del motor y del chasis no coincidían con los registros originales.

 

Fuente:
Sebastian Regioso