Nota

El Batimovil

El Batimovil: 

La casa de subastas Barrett-Jackson Auction Co. remató el sábado 19, antes de ayer, en 4,2 millones de dólares el verdadero Batimovil .
Según el diario “Los Angeles Times”, se trata de un empresario llamado Rick Champagne, presidente de la firma Champagne Logistics de Phoenix.

Cuando le preguntaron por qué había pagado semejante suma, el empresario dijo que “le había echado el ojo al Batimóvil desde que era un niño” y que hasta tenía una copia de juguete. También confesó que el auto no terminará en el garaje de su casa, sino el living.
Desde 1968, cuando terminó la serie, hasta hoy estuvo en una galería.

Cual fue el verdadero auto que utilizaron

Todo nace con una idea de Bill Schmidt, jefe de diseño de Lincoln Mercury  inspirado por una escafandra unida a un tiburón, bajo, largo y ancho con una visión plana del futuro.
El Lincoln Futura fue construido en el año de 1955 en Italia por la compañía  Ghia.

El costo total del diseño y construcción de este único auto ( solo se construyo uno ) fue de USD 250,000 (se imaginan cuanta plata era?)

Su chasis de tono azul aperlado tenía en la parte superior dos cabinas en forma de domo de Flexiglas sobre dos asientos tipo butaca. La parte trasera del Futura fue diseñada con apariencia de cohete, cuyas tomas de aire traseras proveían aire al sistema del aire acondicionado y al enfriamiento de los frenos traseros.

La parrilla cuadriculada, lo último en estilo creado por Lincoln, caracterizaba la parte delantera.

Mientras que el corte de los faros delanteros eran enfatizados por el ángulo encontrado de las aletas de la parte trasera.

La manija exterior para abrir las puertas estaba oculta para preservar la línea del diseño. Cuando la puerta se abría la parte central de la cabina se elevaba permitiendo entrar al auto casi en posición erguida. Cuando la puerta era cerrada la cabina regresaba a su lugar.


No había ventanas que se abrieran o cerraran. La toma de aire fresco estaba entre las dos cabinas de plexiglas, con salida en la parte posterior de las cabinas.


Un micrófono circular fue colocado en la parte posterior de la cabina, éste recogía y amplificaba el sonido del claxon de cualquier auto que se aproximara por la parte trasera.

Debido a su extraordinariamente baja silueta algunos de los componentes básicos del motor, como carburador o filtro de aire, fueron modificados. Lograron un mejor enfriamiento colocando dos abanicos en el radiador y un tanque de reserva para liquido de enfriamiento justo en la parte superior del motor.

El diseño interior complementaba al exterior con un línea sencilla, combinando tapicería en piel negra, azul claro y vistas cromadas.

Los instrumentos fueron colocados al centro de la columna de dirección. Controles ocultos fueron colocados en compartimientos en la parte baja del tablero de instrumentos pintados en dos tonos y cubiertos por puertas flexibles cuando no estaban en uso. Solamente los indicadores necesarios como reloj, compás, luces de direccionales y luces indicadoras de la transmisión permanecían a la vista.


Luces de advertencia para combustible, batería y temperatura fueron colocadas en la parte superior de la parte central de la columna de dirección, y el velocímetro se colocó en la mitad inferior. Tacómetro y odómetro se colocaron en la parte central.

El volante de la dirección era negro con cuadros cromados sobre la superficie negra, e inclinados sobre los brazos del volante estaban dos botones para el control de las luces de las direccionales.


Los extremos laterales del panel de instrumentos emergían para unirse a los descansa-brazos. Los asientos estaban tapizados en piel blanca con insertos en piel negra.

Una consola dividía los dos asientos, contenía un compartimiento para basura y los botones para la transmisión automática Turbo-Drive, también para los asientos eléctricos. Estaba preparado para colocar un teléfono en la parte posterior del pedestal.
Los botones de la transmisión tenían diferente tamaño para las diferentes velocidades.


Después de su construcción, el Lincoln Futura viajo en los circuitos de exposición de Ford a partir de 1955 y fue retirado en 1959 . El Futura fue enviado a California donde fue usado en la película “It Started Whit a Kiss” en donde actuaron Glenn Ford y Debbie Reynolds, en donde fue repintado de rojo para que luciera más en la pantalla grande.


Fue la última vez que el Lincoln Futura fue visto en público: el auto fue vendido al constructor y diseñador George Barris.
Años más tarde, en 1965, George escuchó que Fox estaba trabajando en una serie para televisión de Batman y necesitaban un auto exótico. George hizo un bosquejo del Batimovil basado en el Lincoln Futura y lo presento a los productores de la serie, quienes estuvieron de acuerdo en que el diseño de George era lo que estaban buscando, dándole tres semanas para entregar, en condiciones funcionales, el Batimovil. Barris, conocido como “the King of Kustomizers”, invirtió menos de mil dolares para convertir el Futura en el Batimovil. En su primera aparición en la serie, el Batimovil fue todo un éxito.

FICHA TÉCNICA DEL BATIMOVIL

Peso  2.495 kg.
Distancia entre ejes: 3,27 mts.
Longuitud: 5,71 mts.
Ancho: 2,13 mts.
Altura: 1,22 mts.
Aletas: 2,13 mts.
Tipo: Motor al frente con tracción trasera
Motor: 6.390 cc  V-8
Transmisión: B&M Hydro Automatic
Llantas: Firestone Wide-Oval, Mickey Thompson, y US Royal
Neumáticos: 15×10 Rader cast-alloy
Color exterior: “Velvet Bat-Fuzz Black” de Metalflake, Inc.
Color de las franjas: Cereza fluorescente
Paracaidas: 0,60 y 3,48 mts de diámetro
Estereo: Duo-Stereophonic tape deck w/ 6 Muntz speakers

 La Yapa