Nota

Shelby Cobra

Shelby Cobra o AC Cobra. 
Es la realización en conjunto de un auto ingles con la motorización americana.
lo incluimos en Fierros Americanos porque de ahí cobró fama internacional.

Los comienzos


 

El Ace era un pequeño roadster inglés fabricado por la firma AC, que tenia un motor Bristol de 2 litros y 100 caballos de fuerza, el cual, para los años 60, ya era obsoleto, porque habia sido fabricado en la pre-guerra.
Cuando Bristol deja de fabricar sus motores, AC sale en busca de nuevas plantas motrices, usando primero los 6 cilindros en línea Zephyr de Ford

Motor Bristol del AC AceSin embargo, en 1961 reciben una carta de un norteamericano llamado Carrol Shelby, quien les propone la modificación del auto para ser capaz de montar un V8, a lo que AC accede. Esta idea en sí no era nueva en ese entonces, los Railton de los 30′ tenian motores Hudson, los Healey de los 50′ tenian motores Nash y los Allard de la misma década, motores Ford. Pero la forma en la que Shelby ejecutó la idea fue algo único…

Buscando un V8

 

V8 260 pulgadas cúbicas del prototipo del Cobra (chasis CSX0001)

Con la venia de AC para buscar un V8, Shelby se encarga del tema.
Se puede suponer que era fácil  en esa época conseguir un V8 en USA, pero se complicó porque esos motores eran muy pesados para una estructura de un auto deportivo ligero.Curisidades de la historia, Shelby primero consulta a Chevrolet, pero ellos no se interesan porque temían que rivalizara con el Corvette. Recién entonces Shelby se contacta con Ford y ellos le ofrecen un V8 compacto de 3,6 litros (221 pulgadas cúbicas).
Poco despues Ford se interesa más en el proyecto y le ofrecen  dos V8 de 4,3 litros (260 pulgadas cúbicas) del Ford Fairlane para los prototipos de su deportivo, motores que envía a Inglaterra por avión, país al que luego viaja Shelby para probar el auto en persona.
Pocos meses después se presenta el primer prototipo del Cobra, con una versión de alta compresión del motor de 260 pulgadas cúbicas, que lograba unos impresionantes 325 caballos, 246 km/h de velocidad máxima y aceleraba de 0 a 100 en sólo 4,2 segundos. Esto impresionó al público y a la prensa especializada…

 

Los primeros Cobra: Mark I y II

 


 

Las primeras versiones fueron bautizadas como “Shelby-Ford AC Cobra”.
En USA: Shelby Cobra y en el resto de los mercados como “AC Cobra”.
Tenian el V8 4,3 litros del prototipo, solo que ahora lograba 260 caballos y con ese motor se vendieron, hasta comienzos de 1963, 75 unidades denominadas Mark I (o Cobra 260)  (de las cuales pocas quedan al día de hoy).

Como posteriormente el Cobra se estaba quedando corto de potencia respecto a sus rivales europeos, Shelby decidió que se le colocara un nuevo motor, además de algunas modificaciones para lograr aumentar la potencia. El elegido fue un V8 de 4,7 litros (289 pulgadas cúbicas) y el nuevo auto pasó a ser llamado Mark II (o Cobra 289), el cual, pesando sólo 984 kg, lograba 222 km/h de velocidad máxima y aceleraba de 0 a 100 en 5,5 segundos.

 

Motor de 289 pulgadas cúbicas del Mark II

 

Mark III, el Cobra “big block”

 

 

A finales de 1964 se presentó el Cobra definitivo, el Mark III, que es simplemente conocido como “Cobra 427”, debido al motor (427 pulgadas cúbicas = 7 litros). Ese inmenso V8 le daba 425 caballos y 650 Nm de par en la versión de serie.
Era un auto de gran potencia y aceleración, aunque difícil de controlar.

Por supuesto, para colocarle un motor asi hubo que hacer varias modificaciones: un completo rediseño del chasis y de la suspensión, además de rediseñarse el exterior, con pasos de rueda ensanchados para los neumáticos de mayor diámetro, frenos de disco en las 4 ruedas y esa protuberancia en el capot para la entrada de aire, característica de los Cobra que montan los “big block”. Esta versión aceleraba de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y llegaba a los 265 km/h de velocidad máxima.

 

El famoso motor de 427 pulgadas cúbicas del Mark III

Dato particular: varias de esas versiones de 7 litros no tienen realmente el motor de 427 pulgadas cúbicas derivado de competición, sino uno de 428 pulgadas cúbicas, menos potente para ahorro de costos, que lograba 340 caballos.

Existen además versiones del 427 que inicialmente iban a ser de competición pero que nunca corrieron y se homologaron para calle, esas versiones se conocen como 427 S/C (semi-competición) y tienen más potencia que un 427 normal (alrededor de 520 caballos). Hoy en día son los Cobra más cotizados en el mercado, llegandose a pagar varios millones de dólares por ellos.

 

427 Supersnake: El rey de los Cobras

 

Shelby Motors construyó 22 Cobras “427” de competición, uno de los cuales, en 1965, fue elegido para ser convertido en el “Cobra definitivo”, transformando al auto de competición en un auto de calle agregandole escapes, un parabrisas y paragolpes, entre otras modificaciones. Sin embargo, la modificación más importante fue mecánica, ya que se le agregaron dos compresores Paxton, lo cual le daba prácticamente el doble de potencia que los 427 de serie, unos 800 caballos.
Este Cobra fue el auto personal del propio Carroll Shelby durante años y finalmente se vendió en subasta por Barrett-Jackson, pagando su nuevo dueño por él 5,5 millones de dólares, todo un récord para un auto norteamericano.

Hubo además otro 427 modificado de esta forma, que Shelby le regaló a su amigo, el comediante Bill Cosby. Sin embargo, Cosby no pudo controlar su tremenda potencia y se lo devolvió, siendo luego vendido a un cliente de apellido Maxey quien tuvo un terrible accidente con él, al perder el control y caer por un acantilado, aterrizando en las aguas del Océano Pacífico. El Cobra fue rescatado del agua, pero resultó demasiado dañado como para devolverlo a su estado original, haciendo del Supersnake subastado antes mencionado el único de su tipo en el mundo.

 

Versión de competición

 

Habitualmente se cree que el Cobra dominaba con facilidad las competiciones GT de su época pero éste, como la mayoría de los mitos, no es completamente cierto.

Aunque en EEUU los Cobra roadsters dominaron casi una década (por ejemplo ganando el Campeonato de Carretera de Estados Unidos con el Cobra 289 en 1963 y 1964, explotando la ventaja de una gran relación peso/potencia en circuitos cortos), en carreras de índole internacional no tuvieron éxito, debido principalmente a la desventaja de los Cobras en diseño aerodinámico frente al de las coupés de competición europeas de la época, lo cual se vió claramente en el primer intento de Shelby en Le Mans de 1963, donde entraron a la competición dos Cobras Mk II modificados con techo duro (uno de Shelby y otro de AC), de los cuales solo llegó el de AC y en 7ma posición, siendo vencido por 6 Ferraris.
¿La conclusión? Los Cobras carecían de la velocidad necesaria para ganar carreras en circuitos internacionales largos, en términos de Le Mans, para mantenerse a la par de las coupés europeas en la legendaria recta de Mulsanne.

 

La Yapa

4 minutos arriba de esta nave, sentí la velocidad

 

Fuente:
MC Driffer
Agradecimiento a Jorge Lupani.
(propietario de una de las mejores replicas en Argentina)