Nota

Mercedes Benz 190 SL Roadster 1955 a 1963

Mercedes Benz 190 SL Roadster

S: Deportivo
L:  “Sehr Leicht: Luz

 

 

Pasada la 2º Guerra Mundial, en el año 1946 la Mercedes Benz eligió a Max Edwin Hoffman como representante de la marca para los Estados Unidos. Fue una gran elección, Hoffman conocedor del mercado y gusto americano, asesoró en varios de los modelos más emblemáticos a la Mercedes, logrando el favor del público americano.

El regreso de los soldados de la contienda y su contacto con los autos europeos marco un sutil cambio en los gustos por los deportivos, gustos que las empresas americanas, inicialmente no podían complacer.

Hoffman, percibió dicho cambio en el gusto y preferencias del público y viajo a Alemania en un intento de lograr que la marca fabricara un auto deportivo de precio accesible.

Los directivos de la Mercedes Benz aceptaron la sugerencia y decidieron construir dicho deportivo sobre la base del sedan 180, cuestión que no agrado mucho a Hoffman ya que desconfiaba de la capacidad del proyecto sobre la base de una berlina, pero…, era (y es) la Mercedes….

 

 

En realidad lo que nació con esa decisión fue lo que conocemos como el 190 SL
Los directivos se comprometieron a presentar ese deportivo, junto al 300 SL Gullwing, en el Salón Internacional de Automóviles Deportivos de Nueva York en febrero de 1954.

Esta promesa no sería fácil de cumplir, los ingenieros de Mercedes tenían poco más de 5 meses para desarrollar el auto, ¿que hicieron? si !! manos a la obra, a las 2 semanas ya tenían el modelo en escala 1/10 y a los 2 meses estaban frente al prototipo 1/1
Adaptaron la planta de montaje del 180 al nuevo diseño y se abocaron al motor.
Mientras se aceleraba el proceso de fabricación, la junta directiva de Mercedes, fijaba las pautas de comercialización y marketing  decidiendo presentar el nuevo modelo como un “Turismo Deportivo”

 

 

Cuando el 6 de febrero de 1954 se abrieron las puertas del Salón Internacional en USA, el público presente respondió con entusiasmo la presentación del 190 SL, las revistas especializadas del mundo se hicieron eco elogiando la belleza de los modelos.

 

 

En realidad, lo que se había presentado en 1954 era un prototipo.
El auto no estaba listo para su producción en serie. Comenzaron las exigentes pruebas a las que somete esa enorme empresa sus autos y fue descubriendo sus puntos vulnerables
Idas y vueltas con la adaptación del motor, diferentes carburadores, caja y palanca de cambios, incluso, “aprovecharon” esa “demora” para mejorara el aspecto exterior y darle los toques finales estéticos.
Finalizados los trabajos y a punto el modelo lo presentaron, esta vez, en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1955. Iniciando su producción en mayo de ese año.

 

Un auto para enamorarse

Los diarios y revistas discutían ese nuevo  Mercedes-Benz 190 SL. “Auto Motor und Sport” considera que es un “turismo deportivo elegante, rápido que también puede ser utilizado para el uso diario”.  Lo que despertó muchos elogios fue la capota, sorprendía que un trabajo estándar tuviera un acabado  artesanal. Ponderaron que su sistema para subir y bajarla era rápido y fácil, lo que daba uno de los mayores beneficios de la SL 190. ”

 

 

 

Su tecnología

A diferencia del 300 SL Gullwing, el Mercedes-Benz 190 SL no fue diseñado como un auto “propiamente” deportivo. En su lugar, fue concebido como un elegante biplaza coupé deportivo para viajar en ruta  y de uso diario.
El 190 SL fue impulsado por un motor de cuatro cilindros de 1.9 litros con árbol de levas a la cabeza que daba una potencia 105 HP.
Dependiendo de las condiciones del camino, esto significaba que el auto puede alcanzar una velocidad de 170 km / h  y acelerar de 0 a 100 km / en aproximadamente 14 segundos.
El Mercedes-Benz 190 SL estaba disponible como un Roadster descapotable o como un coupé con techo duro desmontable con la opción adicional de una capota de lona.

 

 

Deportivamente:

El SL 190 en Europa quedó en segundo lugar en el Gran Premio de 1956 en la colonia portuguesa de Macao y fue premiado como el mejor de su categoría.
En 1958 gano su categoría en el  Rally Hong Kong.
La carrera deportiva de la SL 190 no se detuvo ni siquiera en 1961 cuando fue equipado con un motor diesel, rompiendo muchos récords para automóviles con motor diésel.

El Mercedes-Benz 190 SL se mantuvo en producción hasta 1963. Muchas modificaciones ayudaron a definir su curriculum vitae. Estos cambios incluyen, entre otros, las baguetas de cromo en los bordes superiores de las puertas, los paragolpes  y  luces traseras mas grandes que las del modelo de  1956.

 

 

Las cifras de producción: entre mayo de 1955 y febrero de 1963:  25.881 unidades

 
 100